El Emprendedor “apasionado”


Irracional e ilógico suelen decir quienes observan a un emprendedor que ante cualquier vicisitud hace lo que le apasiona sin límites, sin temor al riesgo, sin medir horas de esfuerzo ni trabajo, inversión de tiempo ni de dinero, pero sobretodo hay una actitud que resalta entre todas estas: “la ceguera al miedo”.

Cuando amas lo que haces lo disfrutas, sonríes con total ingenuidad en cada paso que das, porque aun cuando no puedas medir los resultados, al final sentirás la satisfacción de haberlo intentado. Por eso muchas veces, los emprendedores comienzan solos; se levantan temprano sin necesidad que alguien lo empuje, con la esperanza de alcanzar sus objetivos y tener la dicha de decirle a todos “lo logré”.

Siempre seguros de que esa idea será en beneficio de un mercado lleno de carencias, que será la mejor inversión de su vida y que es un progreso para el mundo contar con personas que desarrollen ideas, todos los que se apasionan y aman lo que hacen se convierten en buenas personas, prosperan e indiscutiblemente se convierten en líderes, pues termina conformando un equipo y generando fuentes de trabajo.

Despierta hoy dispuesto a convertirte en el hacedor de tu vida, no dejes que nadie manipule tu felicidad, ni siquiera tus seres queridos. No importa que te sientas incomprendido por quienes no sienten lo mismo que tú, es tu vida la que quieres vivir a plenitud. No dejes que el exterior te saque de tu meta, sigue tu voz interior que ella sabe lo que es mejor para ti y es la única que te enseñará a recorrer el camino de la felicidad.

0 comentarios
Entradas destacadas
Entradas recientes