El presupuesto: Una herramienta fundamental para el emprendimiento

Queridos emprendedores y emprendedoras, espero que mis artículos anteriores hayan sido de gran provecho para ustedes y vayan cada día dándole una estructura financiera sólida a sus ideas de negocios, mediante la creación de sus anotaciones o registros contables.

En esta ocasión hablaremos del presupuesto, como una herramienta fundamental dentro de todo emprendimiento. El presupuesto es imprescindible; ya que, por medio de su implementación, nos permite de alcanzar metas, maximizar ganancias, disminuir costos y gastos, de forma que podamos controlar la economía de nuestro negocio.

El presupuesto puede también realizarse o requerirse antes de iniciar tu idea de negocio, para establecer todo lo que necesitas para iniciar a operar: equipos, insumos, pagos de creación de la empresa, etc. Pero nos enfocaremos en el presupuesto que debes elaborar para ir perfeccionando tu emprendimiento.

Antes de realizar un presupuesto, requieres haber recabado los datos de dos o más meses de operaciones de tu negocio, de forma que puedas establecer cuánto vendiste y cuántos fueron los costos y gastos de cada mes que ha trascurrido previamente. Con estos datos podrás anticipar o visualizar el comportamiento que va marcando tu emprendimiento, podrás plantear nuevas metas y además identificar si es posible disminuir o eliminar costos y gastos innecesarios.

Al realizar un presupuesto, estas planeando el futuro que quieres para tu negocio, pero cuidado, su efectividad depende de la veracidad y la disciplina de todos lo datos que hayas recabado de tus operaciones; mientras más meses tengas de base para la elaboración de tu presupuesto, mejor podrás estimar, calcular y predecir los objetivos que quieras alcanzar, como por ejemplo: te percatarás en qué meses tienes mayores ventas y en cuáles menos; cuáles costos y gastos debes controlar y hasta podrás detectar el momento en que tu operación te puede permitir hacer una nueva inversión.

En otras palabras, el presupuesto te permitirá:

  1. Llevar el control de tus finanzas, pues aprendes a manejar de forma inteligente y sensata el efectivo de tu negocio.

  2. Te permite organizarte mejor, estableciendo límites al no gastar o invertir más allá de lo que tus ingresos permiten y, por ende, a no sacrificar las ganancias del negocio.

  3. Te proporciona seguridad, ya que puedes enfrentar de mejor forma los cambios o crisis que puedan presentarse: detectas y corriges errores para planificar eficientemente.

  4. Con la planificación vas dándole mejor estructura empresarial a tu emprendimiento, pues perfeccionas cada día más tu idea de negocio, para empoderarla y posicionarla en el mercado.

Recuerda: tu mejor arma para hacer crecer tu emprendimiento, es tu actitud y disposición a la disciplina de manejar tu información financiera, tú eres el experto y no hay nadie mejor que tú para traducir e interpretar la información numérica de tu negocio.

0 comentarios
Entradas destacadas
Entradas recientes