Mujer "Una heroína en tiempo de Cuarentena"

Según el diccionario; mujer o femenina, es el ser humano femenino o hembra, independientemente de si es niña o adulta. Tiene diferencias biológicas con el varón, como la cintura más estrecha, cadera más ancha y pelvis más amplia, diferente distribución y cantidad de vello, tejido adiposo y musculatura.

Al buscar e investigar sobre ese hermosísimo ser llamado mujer, no he encontrado algo fehaciente y creíblemente acreditable mención alguna sobre un ser débil e indefenso, muchas veces mencionado sólo en tradiciones, culturas patriarcales o sociedades machistas como la nuestra.

Sírvase amable lector el ver referencia sobre las mujeres en tiempos difíciles, llámese guerras, desastres naturales, hambrunas o pestes como la pandemia por la que transitamos. Encontrarán que la mujer se menciona como la heroína de estas batallas o acompañantes de los grandes guerreros como apoyo y consejera.

Mencionada actualmente en todo lo referente a la lucha frontal contra esta vil enfermedad, muchas veces ofrendando su vida en pro del bien ajeno, enfermeras, doctoras, bomberas, policías, auxiliares en general, su lucha es innegable y aplaudible sin que para ellas exista un ápice de debilidad.

La heroína del hogar, aquella mujer que, ante las vicisitudes actuales, busca la manera de llevar el bocado a sus hijos, emprendedoras, dinámicas, luchadoras, innovadoras, creativas, aquella que no ve el “pero” solo el “lo haré”, el “no puedo” por un “lo he logrado”, esa mujer que tiene las labores de su hogar, sí, pero también estudia, aprende, enseña a sus hijos, colabora con su esposo y aun así, busca el medio de generar algo de Ganancia económica para su hogar.

Los estudios estadísticos de las instituciones estatales y privadas son el reflejo de la brega de estas mujeres, mediante sus apuntes, demuestra que son las más aplicadas a los estudios en línea, a la colaboración para con sus hijos en las labores escolares, al emprendimiento dentro y fuera del hogar, sin pena, sin miedo, sin miramientos para llevar el alimento a sus hijos

Sexo débil, yo reevaluaría esta definición arraigada solo en estigmas enraizada en nuestra machista sociedad, es tiempo de darles en valor y el respeto que se merecen de acuerdo con su valor, no solo como mujer, como heroína, luchadora, madre, esposa, hija, sobrina, hermana, nieta o amiga.

A las mujeres, mi mayor respeto y valoración, Dios que todo lo ve les dará el lugar que tanto merecen, ser de apoyo incondicional, de abnegado corazón que da todo por todos.

Que Dios me las bendiga ejemplo del mundo entero.

Lic. Abelardo Pérez

Asesor y Consultor en Seguridad

Fundador de la Academia Sistema Mixto de Defensa Personal

YouTube; Abelardo Pérez

Instagram; @abape70

Panamá- Tlf: +507 6958-3816

0 comentarios
Entradas destacadas
Entradas recientes